+ 34 665 822 542
jonas@pedagogiafamiliar.com

Para buscar la luz hay que taparse los ojos.

Yo también construí mi hogar en nido extraño y también obedezco a la persistencia de la vida. Mi vida me quiere escritor y entonces escribo. No es una elección: es una íntima orden de batalla.

Para buscar la luz hay que taparse los ojos.

La paradoja espiritual es que cuanto mas oscura la noche mas se crece en el alma. El cenit nocturno es completamente luminario.
Quien busca la Luz huye de sí mismo.

935859_10151625990473681_409766351_n

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *