+ 34 665 822 542
jonas@pedagogiafamiliar.com

Los niños no necesitan dinero

Yo también construí mi hogar en nido extraño y también obedezco a la persistencia de la vida. Mi vida me quiere escritor y entonces escribo. No es una elección: es una íntima orden de batalla.

Los niños no necesitan dinero

Cierra por un momento los ojos: Imagina una cascada por donde caen monedas doradas.  ¿La corriente queda estancada, las monedas se quedan quietas? ¿Fluyen y se amontonan lentamente? ¿Caen rápido y desaparecen con la misma celeridad que han aparecido?

El Dinero es Movimiento. Es una fuerza de la vida manifestada en una forma de conciencia. Y va hacia donde va la conciencia que diriges.

El dinero es sólo un símbolo. Cuando no quieres dinero, ¿qué es lo que no quieres recibir? Para qué quieres el dinero? Si le exiges mucho huirá. Si le pides poco no vendrá. Los deseos infantiles no pueden atraerlo. La claridad de propósito de alguien adulto sí.

Quizá no lo quieres porque quieras negarlo, porque hay una memoria en ti que lo asocia al dolor de algo perdido y la lucha por huir de la miseria. Quizá lo desees con vehemencia porque así podrás vengarte de la carencia que vivió tu sistema familiar o que experimentaste en algún momento de tu vida. Libérate de las imágenes infantiles del dinero; ahora eres adulto y tienes el poder de decidir para qué lo quieres.

Los niños no necesitan dinero, pero los hombres sí.

1382987_646473245385335_198751695_n

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *