+ 34 665 822 542
jonas@pedagogiafamiliar.com

Tan dañados como estamos…

Yo también construí mi hogar en nido extraño y también obedezco a la persistencia de la vida. Mi vida me quiere escritor y entonces escribo. No es una elección: es una íntima orden de batalla.

Tan dañados como estamos…

Si nos diéramos cuenta por un sólo instante un instante sólo lo dañados que estamos si pudiéramos sentir lo vulnerables que somos al imaginar este mundo afuera nuestro si fuéramos capaces de percibir lo inmensamente sensible que es esta naturaleza humana si apenas un segundo sintiéramos lo dañados que estamos lo poco que hemos crecido desde que somos hombres si supiéramos lo inmadura que es esta nuestra capacidad de comunicarnos quizá nos oiríamos balbucear peticiones de amor por doquier y a toda hora si sintiéramos lo dañados que estamos y lo mermados que están nuestros recursos amorosos, si de pronto nos diera por mirarnos a lo mejor comprenderíamos que no teníamos más remedio que amarnos y seguramente sentiríamos eso que no queríamos sentir que estamos muy dañados y muy dolidos y muy vulnerables por tanta falta de amor que no nos atrevemos a sentir porque si no lo más probable es que tuviéramos que sentir todo el amor y correr correr y abrazar y abrazarnos y dejar todo lo que estamos haciendo y dejar de atender la herida y dejar de estar dañados y dolidos pero entonces tendríamos que dejar todo el tiempo toda una eternidad de olvido para recordar un instante sólo de unión con todo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *