+ 34 665 822 542
jonas@pedagogiafamiliar.com

No es desamor

Yo también construí mi hogar en nido extraño y también obedezco a la persistencia de la vida. Mi vida me quiere escritor y entonces escribo. No es una elección: es una íntima orden de batalla.

No es desamor

El amor negado no es desamor. Quizá un pájaro que te empuja los ojos hacia afuera desde lo más hondo, pero no desamor. Quizá la oposición a toda tu naturaleza como hombre en la tierra. Un falso techo, un pie que se derrite. Qué gran cosecha las espinas sembradas en cada uno de los poros de todo tu cuerpo. No para sufrir: para saber lo que no eres. Lo que eres no importa.

Un amor ciego es un mar sin fe en ti. Esa mujer, ese hombre, no es desamor. Es una luz cegadora que amenaza lo que no puedes ser, porque no os ha de conocer inmarcesibles, porque no busca aprehender quien eres mediante tu vida. No ha sido enviada ante ti para verte.  Y cuanto más uno se defiende de su confrontación,  menos comprende lo que la relación no puede entregar: Dale las gracias con el corazón que aún no tienes para abrazarle.

535567_379171995499310_2093278501_n

Tags: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *