+ 34 665 822 542
jonas@pedagogiafamiliar.com

La Gran Vertical

Yo también construí mi hogar en nido extraño y también obedezco a la persistencia de la vida. Mi vida me quiere escritor y entonces escribo. No es una elección: es una íntima orden de batalla.

La Gran Vertical

Observa como esa linea vertical une sus dos mitades, mientras todas las lineas horizontales de los labios, del pliegue de sus axilas húmedas, de cada ingle, de todas las falanges de los dedos, se tensan estirando los lados de cada segmento, uniéndose entre sí, en una lucha por compensar el deseo de la linea vertical.

Escucha el anhelo de la linea vertical por explorar. Como rasgando las medias translúcidas,  se abre paso entre los dedos del pie izquierdo de ella, hasta alcanzar el meridiano riñón que asciende atravesando el sexo de él. Pero al estirarse el uno sobre el otro, la propiedad vertical pierde su ímpetu, y cae suavemente sobre las lineas horizontales fundiéndose con ellas en un abrazo igualador. No arriba, no abajo, sólo un horizonte absoluto.

Y súbitamente, todas las lineas horizontales desean alzarse hacia la bóveda celeste, se van elevando una a una en una danza vaporosa convirtiéndose en una Gran Vertical.

starman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *