+ 34 665 822 542
jonas@pedagogiafamiliar.com

Escoger un constelador

Yo también construí mi hogar en nido extraño y también obedezco a la persistencia de la vida. Mi vida me quiere escritor y entonces escribo. No es una elección: es una íntima orden de batalla.

Escoger un constelador

Cuando uno quiere realizar una Constelación es importante escoger bien a quien va a dejar abrir, explorar y hallar el orden y el equilibrio en sus vínculos. Después de todo uno está exponiendo sus heridas y su duelos para que sean sanados.

Un constelador, al cual un cliente pide ayuda, entra en ese momento en el campo de la familia, pero en el último lugar. Cada intento por su parte de ubicarse por encima de otro miembro de la familia está condenado al fracaso. Sobre todo cuando quiere ser para el cliente un mejor padre o una mejor madre. O cuando el constelador no respeta el destino del cliente o cuando se considera mejor que él.

Todavía peor cuando para una pareja, el constelador, quiere ser el hombre más comprensivo o la mujer más atenta. Con esto surge una relación triangular que excluye a un miembro de la pareja. En lugar de juntar a la pareja, los separa.

De ahí que un constelador sólo puede ayudar cuando mantiene en alto a los padres del cliente, así como él antes ha mantenido en alto a sus propios padres y sobre todo a su madre.

10599624_909876315711692_1520973365865130643_n

Una respuesta

  1. Rocío Palacios dice:

    … así es, sólo un facilitador que sepa cual es su propio lugar en su propia familia estará libre , no proyectará sobre sus clientes sus propios asuntos no resueltos, si bien es cierto que aun queda algo que va más allá…… llega con el tiempo de experiencia en la función de facilitar las constelaciones y con su profundo compromiso de mantenerse Abierto y humilde ante la Fuente de Toda Vida, abierto.
    La profundidad con la que alcanza entonces la solución , si esta fuera posible, es muy grande, porque viene de un orden muy amplio , del Orden que todo lo incluye y abarca.
    Es la misma Vida la que cuando nos quitamos de en medio y dándole suficiente espacio al no tener intenciones lo ordena todo de modo que podemos presenciar como el Amor vuelve fluir donde antes estaba estancado.

    ….. es este un Servicio muy bello que trae bendiciones infinitas a quienes se entregan sin reservas y así acompañando los movimientos se ven a si mismos siendo profundamente tocados.
    Un cálido abrazo,
    Rocio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *